Select Page

De entre todas las cosas con las que puedes equipar una cocina, hay una que no puede faltar si quieres sacar máximo partido a tus alimentos. La plancha eléctrica de comida es la máquina perfecta, convence tanto a los amantes de los fogones como a los más inexpertos en el arte culinario, ¿quieres saber por qué? Si aún no tienes una, o la tienes pero llena y recubierta de polvo, es muy posible que tu opinión cambie radicalmente al leer estas siete convincentes razones que te invitarán a usar muy a menudo la plancha eléctrica:

  1. Ayuda a comer verduras, un alimento esencial en la dieta mediterránea pero que cuesta encajarlo por su poca aceptación respecto a otros platos. La plancha eléctrica les saca su mejor sabor de una manera sencilla, sana y sobre todo, apetitosa que convence a los paladares más exigentes
  2. Es una gran alternativa al consumo de alimentos fritos, y por lo tanto, reduce el uso de aceite, ya que no es necesario para cocinar en este instrumento, una forma muy eficaz y cómoda de disminuir la ingesta de calorías prescindibles
  3. Es un aparato muy polivalente, lo mismo te sirve para presentar un gran plato sin recurrir a una compleja receta como para salir del paso en un momento en el que no tengas tiempo ni ideas en exceso
  4. No produce grasas extra, por lo que es una modalidad de cocina perfecta a la que recurrir en épocas de dieta sin que ello suponga un duro sacrificio del sabor
  5. Hace brillar el sabor y aroma de los alimentos y aporta un distinguido y delicioso toque similar al que ofrece la cocina a la parrilla o a la brasa, pero con la ventaja de que la plancha eléctrica no genera restos de carbón perjudiciales para la salud
  6. Es el electrodoméstico -siempre que se sepa usar- más capacitado para sacar a relucir el tono más jugoso, tierno y sabroso posible de la carne
  7. Consigue que los productos conserven sus nutrientes y no pierdan sus propiedades, un factor diferencial que combina muy bien con los alimentos frescos