Los resultados publicados en el último estudio de Electromarket, que ha analizado la venta del pequeño electrodoméstico en España durante el último año, no pueden ser más esperanzadores para el consumo. 957 millones de euros fue la recaudación total lograda por un sector que superó en un 8% la cifra conseguida en 2015 (entonces fueron 887 millones). Se trata del segundo gran crecimiento consecutivo, ya que de 2014 a 2015 se produjo un primer incremento en las ventas muy positivo, señal del auge de un mercado cuyas expectativas para 2017 son aún mejores, y que dejan una especial mención para las licuadoras y los exprimidores, cuyo comercio fue el que más creció en 2016, un 13% y un 7% respectivamente.

Este singular aumento en la venta de dos aparatos destinados a favorecer el consumo de frutas responde a las nuevas necesidades de una sociedad, cada vez con menos tiempo pero más preocupada que nunca por cuidar su salud y su físico. El sector del pequeño electrodoméstico ha sabido innovar durante la crisis, estudiar y adaptarse al usuario, y este aumento particular en las ventas de licuadoras y exprimidores (y general en la mayoría de productos) es un claro síntoma de que ha logrado su objetivo. Situar al cliente en el centro del modelo de negocio ha sido un factor determinante para moldear nuevas funcionalidades, ajustar precios y en definitiva, crear un producto más competente en el mercado actual.

Porque las licuadoras y los exprimidores no son los únicos productos que han disfrutado de una dulce mejora en sus números, y otros aparatos, cuyo comercio era inimaginable tanto antes como durante la crisis, también han visto cómo su consumo se ha situado al alza en este último año. Claro ejemplo de ello es el incremento de las ventas en grills y básculas de cocina, su mejoría del 4% respecto a 2015 es una rotunda señal de cómo el sector ha sabido innovar y adaptarse a las nuevas tendencias y hábitos culinarios, y además, ofrecer un diseño y una tecnología que componen una experiencia de uso digna de la época actual. Todos estos factores sitúan al pequeño electrodoméstico a la vanguardia del mercado actual para albergar una nueva era dorada en un sector del que Honest Appliances está orgulloso de formar parte.