El pequeño electrodoméstico ha duplicado su crecimiento de ventas en este 2017. Según la Asociación Española de Fabricantes de Pequeños Electrodomésticos (FAPE), el sector ha acumulado en el primer cuatrimestre del año una facturación de 700 millones de euros, una cifra que supone un crecimiento del 7% respecto al año anterior.

En 2016, el área del pequeño electrodoméstico vivió su segunda subida consecutiva, pero se quedó en un 3’5% respecto a 2015, por lo que la cifra registrada en un tercio de 2017 ya dobla a la conseguida el último año. Este gran incremento tiene su motor en la capacidad de innovación de los fabricantes, cuya profesionalidad logra lanzar productos al mercado cada vez más adaptados al usuario, y también, a las nuevas tecnologías.

La FAPE señala a la confianza de los consumidores como el factor principal de crecimiento, elemento estrechamente ligado a la mejora tecnológica de los aparatos, pero también, a otros agentes importantes, como el avance en el diseño de los productos y las nuevas formas de producción y distribución, aspectos que contribuyen a situar al pequeño electrodoméstico (del que Honest Appliances se enorgullece de formar parte) en la cresta de la ola financiera.